viernes, 17 de febrero de 2012

Eros y dineros #8: Menos Hessel y más Gesell


Refloto este viejo hilo dedicado a asuntos monetarios debido a las últimas noticias que van llegando de mis oráculos económicos de mano: lo que está pasando con Grecia tiene toda la pinta de anunciar cataclismos de orden mayor (los conspiranoicos creen que el problema griego es una tapadera para esconder gravísimos problemas de fondo), el proyecto europeo parece abocado a la implosión, los cazurros neoliberales francoalemanes siguen enrocados en unas posturas que ya sólo pueden ser tildadas de enfermizas y opresivas, China empieza a dar signos de que su burbujota inmobiliaria está a punto de caramelo para un nuevo catacrocker, el paro occidental no baja... En fín, todo converge hacia el peor de los escenarios y los doomtards ya sólo vemos el apocalipsis en el horizonte (atención a estas divertidas reglas para saber si tú también eres un doomtard).
Todo el mundo sabe que la recuperación necesaria tras una crisis sistémica suele solucionarse a lo bruto mediante una guerra, siguiendo ese truculento y peligroso aforismo keynessiano según el cual "desde el punto de vista capitalista, abrir una fosa simplemente para luego taparla es económicamente beneficioso": cuando las economías se estancan, nada mejor que un conflicto bélico inventado ad-hoc que permita animar los mercados a base de la dialéctica enferma construcción / destrucción / reconstrucción. Teniendo esto en cuenta, el tema iraní puede servir de excusa perfecta para que nuestros psicóticos mandatarios puedan organizar una buena guerra que vivifique su cadavérico sector financiero, y además un magnífico infoshow palomitero. Sé que todo esto suena muy tremendo y pesimista, pero así ha funcionado siempre la historia, y no hay motivo para creer que ahora vaya a ser diferente: el devenir doomtard no es más que una estrategia de supervivencia consistente en imaginarse el peor de los escenarios posibles, por lo que pueda pasar.

Que el capitalismo actual, fálsamente liberal, está dando tumbos erráticamente y sin saber hacia dónde dirigirse, es algo que nadie duda ya: la incompetencia absoluta mostrada por nuestra mierda de políticos, el tenebrismo con el que se manejan las grandes instituciones económicas trasnacionales, y la histeria colectiva que se ha adueñado de los mercados hacen intuir que la salida a la situación actual sólo puede venir de la mano de alguna forma de catástrofe (en el sentido de acontecimiento que neutraliza las leyes y órdenes existente). Supongo que el mayor impacto que esta época dejará en nuestra generación será la absoluta desconfianza en los políticos y el estado, cuyo insultante cocktail de inacción, pasividad, connivencia con el capital, ceguera y neurosis nos están jodiendo de un modo insoportable. Ya lo he dicho en algún otro post: esto es una crisis de la formalidad Estado, y sólo con la superación de esas obsoletas instituciones podremos empezar a ver un poco de esperanza.
Tengo poca confianza en que las cosas vayan a mejor, sobre todo por lo poco inteligente que está siendo "la resistencia" anticapitalista, incapaz de organizarse en torno a un proyecto alternativo compartido, y más centrada en encontrar culpables del estropicio que soluciones sistémicas. Los políticos no tienen ideas, y los intelectuales me temo que tampoco. Entiéndaseme: los discursetes de Stephane Hessel o nuestro Sampedro están bien, son entrañables, pero ni de lejos sirven para organizar lo que tenga que suceder el día después de la revolución. Y así, la izquierda marxista sigue perdida en sus discursos morales de retórica magnánima y engolada, los negristas / foucaultianos están demasiado fascinados por lo glamouroso de su estética de la guerrilla (paralizados en un discurso que sirve muy bien como crítica, pero no constructivamente), y los socialdemócratas sencillamente han desaparecido del mapa.
Vuelvo sobre lo mismo de siempre: IMHO el gran error de los Occupy Wall Street, 15 M y similares es que se centran en los discursos morales, con peticiones muy absurdas (parches tontos como la Tasa Tobin, demonización de la banca, invocación del estado paternalista...) sin atreverse a atacar el gran problema de fondo: el dinero fiat y los bancos centrales. Otro error garrafal del 15M es haber demonizado los discursos técnicos al acusarlos de "tecnócratas", renunciando así a contar con un aparato instrumental verdaderamente sólido con el que contrarrestar las tesis neoliberales. La falta de un modelo técnico contundente y coherente es la gran carencia de esas pequeñas resistencias, porque creo que en estos momentos lo que se necesita son nuevas instituciones, no nuevos valores: los valores han de dejarse a la libertad individual de cada uno.


En mi opinión, los que mejor están diagnosticando lo que está pasando son los liberales, una tradición actualmente demonizada por los grandes medios de comunicación (de manera muy obtusa, y en connivencia con los politicastros, hablan de una "conspiración liberal" que amenazaría al etéreo estado del bienestar) pero mucho más sustanciosa e interesante de lo que muchos creíamos. Resulta tremendamente frustrante que los seguidores de Foucault tarden tanto en darse cuenta de que sus tesis conducen inevitablemente hacia un acercamiento al modelo económico liberal, lo cual me parece de perogrullo.
En cualquier caso, como muestra de la potencia de muchos pensadores de escuela liberal, traigo una charla que explica muy bien las tesis de Silvio Gesell, un economista argentino-alemán cuyas ideas han germinado en movimientos como el mutualismo (de tradición anarka) o las tesis deflacionistas. Lo interesante de Gesell es su invención de un modelo de cash no acumulable que, de este modo, sirva únicamente para aquello para lo que fue diseñado inicialmente: funcionar como liquidez. Sus ideas llegaron a aplicarse en un pueblo austríaco durante la depresión posterior a la primera guerra mundial, el célebre "milagro de Wörgl" en el que su ingeniosa mecánica monetaria sirvió para acabar con el desempleo, reanimar las transacciones e impedir la especulación y la acumulación de capital. Estas historias siempre dependen mucho de quién construye su relato, pero el consenso general es que dicho experimento no logró difundirse por culpa de la oposición de los bancos centrales, que vieron en Gesell una amenaza a su monopolio en la producción del dinero (el verdadero problema de esta y todas las crisis capitalistas). No me extiendo más porque en el video que dejo se explica muy bien el modelo geselliano, así que os encomiendo a verlo porque resulta muy, muy interesante, sobre todos para los que estén interesados en salidas técnicas a los problemas actuales. Evidentemente las tesis de Gesell no podrían aplicarse literalmente (pues cada época tiene sus particularidades y requiere soluciones específicas) pero quizás de su obra puedan obtenerse ideas interesantes para proponer instituciones socioeconómicas alternativas, ahora que las necesitamos más que nunca. Los moralistas tenéis a Hessel, los cabeza cuadradas tenemos a Gesell, quizás sean dos caras de una misma moneda.
Para los que se vean el video y les resulte interesante, recomendar también otras magníficas clases del mismo conferenciante en las que explica desde su óptica libertaria la mecánica de producción de dinero y su papel en la crisis actual. Podéis verlas aquí y aquí. Espero que se lo vean aquellos que se llevan las manos a la cabeza cada vez que saco a colación mi simpatía por los liberales: espero que entendáis que las ideas de alguien como Silvio Gesell no tienen nada que ver con el neoliberalismo imperialista de Friedmann, Greenspan y compañía. Merece la pena echarle un vistazo, y sirve omo puerta de entrada al pensamiento de otros ideólogos a medio camino entre el anarkismo, el socialismo y el liberalismo como Gustav Landauer , Martin Buber o incluso la curiosísima mística del último Tolstoi.



7 comentarios:

  1. Por fín he llegado a 200 suscriptores a mi canal de youtube, lo cual me hace muchísima ilusión porque lo que he ido subiendo a él son todo superclásicos y me encanta que la gente se interese por ese tipo de música. Todo esfuerzo para legitimar el hardtechno como Bella Arte me parece útil. El problema es que me da mucha pereza seguir haciendo videos, me aburrí, así que a ver cómo hago para seguir colgando canciones sin tener que pasarme unas horas montando cada clip.

    ResponderEliminar
  2. http://www.elcorreogallego.es/galicia/ecg/eeuu-prefiere-instalar-base-sus-aviones-espia-galicia/idEdicion-2012-02-17/idNoticia-730795/

    ¡¡¡¡una base de aviones espías en una de las aldeas más bizarras y radicales de Ourense!!!! estoy encantado con la noticia, me encanta que el "lado oscuro" del imperio americano se plantifique aquí al lado, y no lo digo en broma. Adoro las conspiraciones así que espero empezar a ver "Hombres de negro" en las cutre-tascas de por aquí, y quién sabe si incluso algún Bilderberg se dejará caer de vez en cuando. Los nativos somos muy hospitalarios y haremos la vista gorda ante illuminatis, reptilianos, sionistas, antiterroristas y demás fauna yankilondia. ¡¡Seguro que vienen con un pan debajo del brazo, a lo Mister Marshall!! ¡¡¡ Viva Obama!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. payaso.. eres muy burro gallego..gallegos como tu a la hoguera.. bizarra es tu madre JA JA JA bizarros son los pueblos andaluces castellanos etc..xD

      Eliminar
  3. Sí señor! estoy muy de acuerdo con eso que dices de que "en estos momentos lo que se necesita son nuevas instituciones, no nuevos valores". La primera institución que va a caer -está cayedo ya, claro- es "la bolsa". Y la segunda será "la lotería". Aunque todo esto ya empezó con la caída de "el matrimonio" -esa institución que se creó tan interesadamente entre el siglo XV y el XVI-. Pero todo esto lleva su tiempo, claro.

    Por cierto, al respecto el tal Baudrillard dice algo curioso: "Al destino del valor sólo puede enfrentársele el de la forma. Todas las formas se han degradado sucesivamente en valores, de la misma manera que las diferentes formas de energía se degradan en calor. Degradación en la estética como valor, en la moral como valor, en la ideología como valor. Pero los propios valores se degradan para acabar por confundirse, en el seno de un universo fractal, aleatorio y estadístico".

    Mi opinión es que nuestra memoria física -la que nos da forma- es ritual, secuencial y repetitiva -lo aparente, lo visible y por tanto imitable-. Pero lo invisible -lo inimitable, lo diferente- es tan importante o más que lo visible, porque es nuestra interpretación adaptativa para "durar", que no es otra que la capacidad de traducir lo visible en lo invisible y viceversa: pura metamorfosis.

    Sugerencia:

    http://www.youtube.com/watch?v=IxTWjOaK3r8

    ResponderEliminar
  4. Estimado amigo: En primer lugar enhorabuena por tu trabajo bien argumentado! Nos ha gustado mucho leerlo y, sobre todo, la expresión "cash no acumulable". Nos costó encontrar una traducción algo decente, pero la tuya es muy apropiada. Si no te importa, nos gustaría emplearla en nuestras próximas traducciones del Señor Bernd Senf.
    Un saludo
    Los traductores
    PD: ¿Te importa si divulgamos tu publicación si encontramos una buena oportunidad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por vuestras palabras!!! Podéis hacer con los contenidos de este blog lo que onsideréis, esto no es una publicación académica ni profesional y el objetivo es agitar un poco las ideas. Un saludo!!!

      Eliminar
  5. Excelente siempre despues de un cambio profundo debe existir un programa salvador para no mandar a la miercoles todo el esfuerzo de liberarnos de la oprecion.

    ResponderEliminar