domingo, 7 de agosto de 2011

Posthumanismo #3: Metafísica y Antropomorfia



El individuo que aparece en esta imagen es CB2, un robot con aspecto de niño creado en Japón por Minoru Asada, al parecer un gran pionero en esto de los androides inteligentes. CB2 está diseñado para aprender todo tipo de protocolos humanos, hasta el punto de que sus chips le permiten reconocer el estado de ánimo de sus interlocutores en función de sus expresiones faciales, y el robot mismo expresa algo parecido a "sentimientos" a través de aparatosas posturas corporales. Sin duda, se trata de un valiosísimo producto ingenieril, que antes o después pasará a la historia de la robótica, una disciplina que tendrá mucho que decir en el futuro próximo.
Sin embargo, si lo traigo al blog es por cuestiones estrictamente estéticas... y es que se trata del robot más desconcertante y tétrico de cuantos pululan por ahí. De hecho, en los videos de youtube se lo anuncia con piropos como "creepiest robot ever" o "scary child android": frente a la elegancia silícea y artifical de los androides tipo ASIMO, esta nueva generación que pretende mimetizarse formalmente con el ser humano produce a ojos occidentales un efecto terriblemente desconcertante, casi pesadillesco. Pese a que a nivel de diseño no dista mucho de las máquinas biomecánicas de "Yo, Robot", en su materialización real la impresión que causa es la de ser una criatura fantasmagórica y frankensteiniana. Al parecer eso en Japón no se considera ningún problema, dado que su sentido de "lo entrañable" es completamente diferente al nuestro: es más que probable que los niños nipones consideren a CS2 un mecha tan kawaii como Hello Kitty y similares.
¿Por qué hacer que los robots se parezcan a los humanos, y no se parezcan simplemente a robots? Como si lo que se persiguiese consciente o inconscientemente fuese llegar a ese momento distópico en el que los replicantes sean indiferenciables de entre los humanos, los ingenieros japoneses se esfuerzan de manera un poco grotesca por humanizar innecesariamente el aspecto de sus máquinas. El ASIMO era antropomórfico por cuestiones cinéticas y estructurales (para poder subir escaleras, por ejemplo, necesita extremidades con un diagrama similar al de nuestras piernas), pero de ahí a diseñar una piel dúctil tan grimosa como la de CS2 , ahy un abismo: creo que se pretendía producir un bicho riquiño, y lo que han producido produce mucho mal rollaco.... a nosotros, los occidentales hijos de la cultura humanista, para la que algo como CB2 resulta incluso amenzante.
La lógica detrás de esta decisión de antropomorfizar radicalmente al robot, es en realidad una determinación muy transhumana: si ontológicamente, como ya hemos dicho, nada nos diferencia de los androides, lo correcto sería que tampoco exista una diferencia en nuestras respectivas apariencias. Tiene lógica... pero por ahora da mal rollo. Esperemos que en el futuro consigan que el aspecto humanoide esté más logrado, porque de lo contrario lo único que conseguirán es que veamos a los robots como golems intimidatorios. Echad un vistazo a los videos de estos robots, todos ellos producen (al menos a mí) una sensción muy desoncertante y para nada humana... el mismo miedo que desde siempre ha producido otros simulacros de humanidad como las marionetas, los ultracuerpos o algunas estatuas.



Quién sabe, quizás se trate de la milenaria tradición occidental de desconfiar de las apariencias, como consecuencia de la metafísica judeocristiana y platónica. En Oriente, donde nunca han considerado esa separación entre apariencia y esencia, no tienen ningún problema con estos robots humanoides... de ahí que consideren cucos y monos estas máquinas que a nosotros nos resultan tan grotescas. ¡Es que al final, todo se explica desde la metafísica de cada cultura! Y en la nuestra, lo humano sigue teniendo una presencia excepcional, a diferencia de la tradición panteísta nipona. Si Frankenstein hubiese sido escrito por un japonés, seguro que el monstruo hubiese sido bueno, y al final sería muy feliz con su glamourosa chica.







2 comentarios:

  1. http://www.elpais.com/articulo/deportes/futbolista/indignado/elpepidep/20110809elpepidep_5/Tes

    ResponderEliminar
  2. Lo ví hace un par de días en el marca... pero al parecer deja el fúbol porque lo echaron XD claro,así cualquiera es antisistema.
    El que va a estar "indignado" va a ser Iniesta cuando vea a Iker levantar la supercopa :D

    ResponderEliminar