lunes, 20 de septiembre de 2010

Le siecle deleuzien #3: "Art & Intersubjectivity"





Estoy con el "Proust & signs" (en inglés, todo un comecocos) y pirateo este capítulo, el más representativo de la semiótica deleuziana, una construcción muy compleja (tiempo, materia, esencia, signo, pensamiento... términos de filosofía hardcore) e interesantísima, y que no es muy sencillo encontrar en internet. Como el "Mitologías" de Barthes, es un libro de semiótica en la que apenas se habla de lingüística, sino de formas de signicidad mucho más complejas e interesantes. ¡El mundo entero es un sistema de signos!De todos los libros suyos que conozco, este es de largo el que más sencillo de leer me parece, pero también uno de los más densitos: a propósito de los signos y su cognición, trae implícita toda una teoría del sujeto (o del no-sujeto).
En fín, para arquitectos lo encuentro interesantísimo, aunque hay que debatir largo y tendido qué estatuto semiótico daría Deleuze a la forma arquitectónica. ¿Signo artístico? ¿Signo mundano? ¿Signo sensual, quizás? Mmmm, se admiten sugerencias.
Sé que es el escaneo más cutre de la historia de la informática, pero el scanner de mi padre es un infierno. El que quiera más calidad, que se compre el libro. Cojones.

5 comentarios:

  1. Que pasa animal, andas enfadado, lo digo por lo de cojones. Como verás aun ando sin internet, poco a poco. Por La Coru se te echa mucho de menos. A ver si nos haces una visitilla y te muestro mi nueva morada. Por cierto si que es un infierno de escaneo. Que va que es de coña.

    ResponderEliminar
  2. Nachoooo!!! Iré mu pronto, no veas lo que os echo de menos. ¿Cómo no voy a estar enfadado, si me paso el día en casa, y mis únicas conversaciones son discursiones con mi padre a ver quién chilla más? :-D
    Tengo muxas ganas de ver tu keli, anda no te quejes que menuda zona... Bueno, ya nos contaremos, un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Proust y los signos (en español) está aquí

    http://www.linksole.com/i8a3dj

    De todas formas el asunto de los signos, aunque parezca interesante, creo que está superado desde el mismo momento en el que Peirce -todo un cerebrito- lo investigó allá por el XIX. Y aunque parezca mentira, Bergson también lo superó con la historia esa de la intuición. O lo que es lo mismo, la velocidad absoluta de la que habla también Deleuze en las tres éticas de Spinoza (Un artículo impresionante -sobre todo para un "architech"-, por cierto)

    bilboquet.es/documentos/critica_y_clinica.pdf

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el link! al Peirce me lo encuentro contínuamente en libros de semiótica, pero siempre bajo esos términos tan técnicos de la lingüística, que (en mi ignorancia) me parece una disciplina un poco... ¿sosa? Lo que sé de Bergson es a través de deleuze (intenté materia y memoria, y creo que la evolución creadora, pero es demasido heavy para mí, me dió la sensación que hay que conocer TODO Bergson para comprender cada uno de sus libros, lo cual es un poco lo que me pasa con Deleuze (al que voy comprendiendo "rodeándolo", dando vueltas por sus libros, en espiral, y cada nueva pasada los conceptos cuadran mejor).
    Quizás imprima el Proust y los signos en español, en inglés se entiende más o menos bien, pero a veces ese "más o menos" es un abismo insalvable. De todos modos, decir por si a alguien le interesa que en emule hay muchas clases de Deleuze filmadas, en francés con subtítulos italianos, y en una de ellas hablan de Proust, por si a alguien le apetece profundizar en este tema... en una de ellas sale el Guattari, y se monta un pollo espectacular con un alumno anarkista que no comprende cómo estos dos están debatiendo la "rostridad" en vez de hablar de problemas mundanos :-D

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que yo paso de intentar entender a nadie. O me regodea y estimula en ese mismo momento o abandono el intento (también me estimuló el hecho de no entender una sola palabra de lo que decía, pero me sonaba tan bien, que repetía). El mismo Deleuze dice en ese libro, que los signos son el objeto de un aprendizaje temporal y no de un saber abstracto. También dice que Los signos mundanos son los únicos capaces de causar una especie de exaltación nerviosa, efecto que en nosotros producen las personas que saben emitirlos.

    Pero a mí me da la sensación de que Baudrillard sienta un precedente precioso diciendo que él es un teórico, no un filósofo. Creo que rompe definitivamente con el academicismo endogámico y arte-rio-esclerótico que Deleuze comenzó a rasgar rompiendo el lenguaje. Para mí es lo más interesante y apasionante. Todo lo demás me parecen especulaciones de la "no desdeñable inteligencia mundana" -como dice Deleuze en ese librito-.

    ResponderEliminar