lunes, 20 de septiembre de 2010

Ladrillos #1: Meta Police


"Diccionario Metápolis de arquitectura avanzada.Ciudad y tecnología en la sociedad de la información"
Manuel Gausa, Vicente Guallart, Willy Müller, Federico Sorino, José Morales.

Debut de un hilo dedicado a piratear literatura para arquitectos, y "Ladrillos" me parece el término más adecuado para ello. Empiezo con uno de esos tochos gordos, caros, modernitos y con fotografías raras que ojeamos en la FNAC y nunca nos decidimos a comprar (hay que tener muy claro que un libro vale lo que cuesta, para decidirte a desembolsar los 60€ mínimo que suelen pedir por ellos): el último delirio de las marymodernas de Actar, un diccionario de arquitectura pionera, especulativa y yeyé. Algún sufrido becario se ha comido el marrón de escanear sus más de 300 páginas y subirlo al emule, y como el ladrón que roba a un ladrón está libre de culpa, os lo pongo en descarguita directa, que es más rápido y fácil.
Cada cual que valore el contenido, yo personalmente desconfío de estos tractatus que mezclan churras con merinas con la excusa de la posmodernité: ponme aquí un flujo y yo te lo aderezo con un cuerpo fragmentario, una estética de la invisibilidad o un dispositivo de conmutación . Todo, por supuesto, en versión 2.0, multi-, post-, inter- y tecno-. Sólo me he leído la entrada de "acontecimiento", y me ha parecido muy pobre, pero algo interesante seguro que traerá. Además siendo gratis... la única incomodidad son las casi 300 megas que te chupa de disco duro.
En fín, mis queridos piratas del saber, lo tenéis por cero euros aquí. Y el que le guste, conforme a la ética del file sharing, que lo compre, que la gente que lo ha hecho tiene derecho a comer.

5 comentarios:

  1. http://homotography.blogspot.com/

    -x-

    ResponderEliminar
  2. Arte!!! Ayer por la noche me leí con calma el texto de las tres éticas de Spinoza y está verdaderamente muy bien, muy didáctico. Es verdad que me recordó al libro de Deleuze sobre el Bergsonismo, que es un poco lo más "místico" de Deleuze, cuando se pone a hablar del flujo de pensamiento, "chorreando", cada vez que habla de ese tema se emociona muchísimo. Imagina hasta qué punto me impactó este tema que hace unos meses me leí el famoso "Libro V" de la ética de Spinoza, pero está escrito con ese vocabulario tan antiguo, tan "de otro tiempo", que no le encontré la magia.
    En cualquier caso, gracias por el link y la referencia a ese texto, efectivamente me resulta muy interesante!!!

    ResponderEliminar
  3. Me alegra lo que dices. Creo que no hay mucha gente que no esté hipertrofiada académicamente o que sea cretinamente snob (sobre todo dentro del mundo del arte) que le interese ir más allá de donde llegaron Deleuze, Bergson y compañía.

    Pero lo que más me sorprende es la casualidad de este encuentro. Es como si tú hubieras comenzado a destilar o chorrear un hilo de agua al que llegamos otros por otros caminos, como fuentes de un pretencioso Nilo. Y lo digo porque casualmente leo en este mismo momento lo que dice Deleuze en "Proust y los signos": en el nivel más profundo, lo esencial está en los signos del arte (que transforman todos los demás). Y este ha sido siempre mi horizonte, no el arte, sino la trasformación total. Suena pretencioso, pero nunca he olvidado este empeño (pertenezco a la generación X).

    El hecho es que no hace mucho que he empezado a ver con claridad que la forma de hacerlo es a través del arte, porque a través de la oposición nunca se ha conseguido más que retroalimentar aquello contra lo que se lucha. De ahí que la seducción de la que habla Baudrillard me tenga tan seducido. En fin, disquisiciones a parte, soy consciente de que lo importante es el proceso y no el objetivo. Y me alegra que tu ánimo siga en ebullición, porque lo más interesante que haces es formal -sugerir, correr, chocar, deambular, avanzar-, en vez de fundamental -estancar, sentenciar, concluir, establecer-, y esto lo encuentro vital para poder vivir en un tiempo interesante. Antes pensaba lo contrario. Ahora puedo pensar las dos cosas a la vez.

    ResponderEliminar
  4. Conversaciones con el espejo.

    ResponderEliminar
  5. Pues espero con ansiedad que nos muestres tus tentativas artísticas, sean en el campo que sean... hay que perder el miedo, yo llevo ya tanto tiempo delirando en blogs que he perdido un poco el miedo escénico y voy produciendo sin pensar mucho lo que digo o hago, porque no importa mucho el contenido (los posts caducan, como los periódicos, pertenecen a su fecha), sino efectivamente el proceso, el ponerte delante de la hoja en blanco y dejarte llevar. ¿Tienes un blog? ¿qué haces?
    Creo que el ponerte a producir (ideas, objetos, acciones...lo que sea) da un sentido nuevo a lo que lees o piensas.
    Respecto a Baudrillard, en alguna ocasión ya dije que me gusta el hecho de que sus libros no son tan "sistemáticos" o "técnicos" como los de Deleuze, pero su estilo, su punto de vista, me parece tremendo. No sé qué pensarán los profesionales de él (pues no tengo amigos filósofos)pero hay algo en él muy especial, un "estado de ánimo" frente a lo real con el que me identifico totalmente.

    ResponderEliminar