lunes, 11 de abril de 2011

Arte / facto #8: Telépolis




"



T e l é p o l i s


(Realidad dividida y nuevo dilema existencial: ¿sujeto unificado o sujeto unificante?)



Al hilo de todo el asunto metafísico de la semana pasada he pensado varias cosas. Aunque tal vez sea más “preciso” decir que varias cosas me han pensado a mí. No sé.

Bueno, para no liar el asunto demasiado -o para liarlo un poco más-, he preparado un esquema para distinguir los tipos de relación que se me ocurren, entendiendo que una “pantalla” es un medio que facilita una inter-acción a través de un código traducible por “el otro. Visto así, nuestro cerebro podría ser una pantalla de nuestros propios conceptos -no así nuestro organismo, puesto que actúa por inter-acciones químicas directas (tema muy a debatir, claro)-.

Simplificando:

1) Relación primitiva:
objeto - sujeto

2) Relación evolucionada:
objeto - pantalla – sujeto

3) Relación evolucionada virtual:
objeto – pantalla objetiva – pantalla subjetiva – sujeto






Así como el objeto ha devorado al consumidor, el arte ha devorado al artista, y el poder al poderoso.

La disolución del sujeto deleuziana se observa por todas partes. Y el hundimiento de la sociedad ilustrada, también.

Las “pantallas” se multiplican:

El político, pantalla detrás de la cual se esconde el verdadero “poder”.

El experto, pantalla detrás de la cual se esconde “la ciencia”.

El artista, pantalla detrás de la cual se esconde la metamorfosis “social”.

El intelectual, pantalla detrás de la cual se esconde “la lógica” del orden
-e incluso de la orden-
(cosa curiosa para pensar: el orden se nos “presenta” masculino y la orden femenina ¿por qué?)


Pero las pantallas de los ordenadores, detrás de las que se esconde “la realidad” están destinadas a “quebrar” el orden. Porque ese orden era “real”, y ahora “la realidad” se ha escondido detrás de las pantallas todas. ¿Que para qué? Pues, una vez más, para poder ir “a su bola”.

Al escindirse en dos, “la realidad” se multiplicará -de nuevo- hasta el infinito. ¿Que cómo? Sencillo: a través de la pulsión artística como instinto de supervivencia. O como dice Baudrillard:

“buscando lo más móvil que lo móvil: la metamorfosis”.


Y así están apareciendo los “daft punks”, los “banksys” y los “mf dooms”: sujetos sin rostros, sin currículums, sin anclajes. Di-solución del sujeto, y sujetos di-sueltos.

Inidentificables. Ininteligibles. Inatacables. Indestructibles

-porque siempre pueden volver a aparecer bajo otra máscara (enseñanza primaria del capitalismo)-.

El arte “Inim” se expande, cada vez más

inconexo,
incompleto,
imperfecto,
improductivo...

Contra la vieja consigna revolucionaria ¡Trabajadores del mundo, uníos!
La nueva consigna “reevolucionaria¡Artistas del mundo, separáos!

Contra el fantasmagórico poder del capital financiero,
el fantasmagórico poder del capital artístico.





Si la intimidad reflexiva -y la pulsión expresiva- consiguió desarrollarse en el anonimato “caótico” que brindaba la “polis” griega; la nueva intimidad reflexiva -y la nueva pulsión expresiva- se consigue desarrollar en el anominato “caótico” que brinda la

telépolis”.

Aunque... ¿para qué? Pues yo supongo que para que “la realidad” sea más real, es decir, más relativa y más especulativa por un lado, y más inapelable por el otro. La cruda realidad que ha sido siempre y en la que “vivir” siempre ha sido imposible (ggrrrrnnfff!!)

Así que no nos seguirá quedando más remedio que devenir y metamorfosearnos. Aunque la cuestión -para mí- es cómo:
si como sujeto unificado
-es decir co-existiendo en ambas realidades al mismo tiempo-;
o como sujeto unificante
-es decir existiendo en ambas realidades por separado, aunque la una influya en la otra-.

Yo me inclino por la segunda opción -de momento, a ver si puedo-; el sujeto unificante. Algo así como: cinco más tres, ocho -por una parte-; y por ocho, sesenta y cuatro -por la otra-. Etcétera y en ambos sentidos.

O bien algo así como cuando los ordenadores -y el cerebro también, según cuenta Marvin Harris en el libro “Nuestra Especie” (pág. 35)- comenzaron a “funcionar” primero en línea, y después en paralelo. Pues a mí siempre me han gustado más las paralelas que la líneas. Y me han parecido siempre más divertidas, enriquecedoras, y por qué no, también más “libres”.

Bueno, espero que este “rrollo” le sirva a “alguien” para “algo”. El caso es que yo ya lo tengo muy “claro” -de momento-. Como dijo no sé quién:

creo que es hora de volver a refugiarnos en lo abierto”.









"

4 comentarios:

  1. Espero no te moleste el juego de colores ni las ilustraciones de Dan Mountford.
    Me ha gustado mucho el post, aunque no sé si lo que "convendría que sucediese" (por lógica histórica) es realmente "lo que va a suceder" (por lógica realpolitika). Toy un poco pesimista, pero hay que seguir remando en la dirección que intuitivamente nos corresponde: la que desarrolle nuestras potencias.

    ResponderEliminar
  2. Tu diseño ¡me ha encantado! Yo no lo hubiera hecho mejor... ni soñando. Además, yo a veces también escribo en colores. Pero me suelo "agotar" pensando en "el fondo", y "la forma" siempre la he descuidado bastante, porque "antes" pensaba que no tenía demasiada "importancia" -o tal vez es que me "agotaba" más todavía-. Cuestión de ahorro energético, supongo.

    Creo que nuestras potencialidades no aparecen hasta que no son "necesarias" con las "crisis". Lo malo es que luego se convierten en "hábitos", que no funcionan ya para "resolver" las nuevas "crisis" creadas por esos mismos "hábitos"... ad infinitum. Una cosa bastante mareante, la verdad. Supongo que de ahí que necesitemos tantos "mapas", y que a veces les hagamos añicos porque ya no sirven para nada, de tantas "marcas" que les hemos puesto. Cosa que los arquitectos, imagino, sabéis "de sobra" :-)

    ResponderEliminar
  3. http://www.lavanguardia.es/internacional/20110412/54139056215/japon-equiparara-el-accidente-nuclear-de-fukushima-al-de-chernobil.html

    QUÉ FUERTE!!! Los conspiranoicos llevamos un mes diciendo esto, siguiendo foros españoles y americanos, estaba claro lo que estaba pasando... y los medios grandes no reaccionan hasta ahora, un mes después.
    Enésima prueba de que la prensa mayoritaria es
    una
    puta
    mierda
    cómplice
    de los poderosos (en este caso, del lobby nuclear)

    ResponderEliminar
  4. Dicen que cuanto más loca es la aventura, más cuerdo tiene que ser el aventurero. Pero viendo el panorama sólo cabe no hacer ni caso a ningún aventurero. Así que como tú dices: "voy a por palomitas".

    "(toc, toc, toc) Están locos estos humanos"

    http://www.ecoosfera.com/2011/03/%C2%BFpodria-una-guerra-nuclear-revertir-el-calentamiento-global/

    ResponderEliminar