sábado, 19 de marzo de 2011

Untergang des Abendlandes




- el declive de occidente -




Louis-Ferdinand Celine








Blaise Pascal








Antonio Machado









Paul Celan







9 comentarios:

  1. (digo perdón por recurrir a un poeta, que para mí es como "hacer trampa" porque lo poético a la vieja usanza me es completamente ajeno)

    Quería apuntar que el último video lo hice con imágenes de una boda turca, o algo parecido. Me impresiona muchísimo ese baile, supongo que es típico de allí: todos en paralelo, entrelazados, y con movimientos que parecen espasmódicos pero que si se analizan atentamente los tienen muy coreografiados. Y ver a gente tan mayor en plan yeyé bailoteando y pasándoselo bomba con el ritual, me parece precioso.
    Me encantan las culturas bailongas. Es una pena que con la globalización lo del bailoteo quede como una cosa de jovencitos ligoteando. Debería poder bailarse a cualquier edad, y además en plan Sagrado, ritual social, como en todas las culturas históricas. Ver que por ahí la gente se comunica con movimientos del cuerpo, unidos por la música, debería hacernos plantear muchas dudas sobre lo que es "progreso".

    ResponderEliminar
  2. La cara de Celine da mucho que "pensar".

    Como efecto sonoro-visual muy interesante el de Charlton-Argibalt.

    Y de los amigos de Winnie, me quedo con Piglet y la abejita "sin nombre" -que no son de mi primera infancia (de mi primera es Áxterix entre otros), sino de mi segunda o tercera-.

    Por cierto, ¿de quién es eso que no era de Machado?

    ResponderEliminar
  3. Proverbios de Mister Machado

    http://www.eroj.org/angulo/machado.htm

    ( el XXXVII )

    No me había fijado que continúa en el siguiente:

    ¿Dices que nada se crea?
    Alfarero, a tus cacharros.
    Haz tu copa y no te importe
    si no puedes hacer barro.

    ResponderEliminar
  4. ...pedía perdón porque Teresa es muy de poesía y yo siempre le hablo como si los poetas no fuesen conmigo

    ResponderEliminar
  5. A mi me gusta Jorge Guillén, pero entiendo que la "coreografía" de las palabras ha sido sustituida por la audiovisual. Aunque creo que vuelve la primitiva corporal; pero no me refiero a lo de la boda turca, que me recuerda más a lo "hipnótico" de los derviches sufíes grupales, sino, como diría Deleuze o Nietzche, a la danza "coreográfica" de singularidades.

    Lo de Prince sí que es asombroso (no lo sabía). Así que dedico a Prince -y al bailoteo- una bonita poesía de Guillén:

    (El alma vuelve al cuerpo,
    Se dirige a los ojos
    Y choca.) —¡Luz! Me invade
    Todo mi ser. ¡Asombro!

    ResponderEliminar
  6. Llegarás a la poesía, aunque te resistas, César. No está tan lejos como tú te crees...

    ResponderEliminar
  7. Y Machado es muy bueno... muy muy bueno...

    ResponderEliminar