jueves, 14 de octubre de 2010

Arte emergente #9: Batman Banksy

El Banksy fue en su día una pequeña revolución, la irrupción en el mundo del circuito revistero-museístico de un chavalillo que se había pasado la vida pintando poemas gráficos por las ciudades de media Europa, haciendo gala de una sensibilidad que daba cuenta del extrañamiento que muchos jóvenes sentían respecto al mundo que les rodea. Su universo surrealista de iconos massmediáticos, reivindicación antiglobalización, lírica geek y estética de diseño gráfico le convirtieron en un icono admiradísimo por los modernos (Banksy lucía lo mismo en el i-D que en el Art Forum), aunque supongo que a todos acabó por aburrirnos. La ingeniosísima performance que le puso en el mapa, aquello de colgar cuadros falsos en varios museos públicos, es realmente una de las acciones subversivas más elocuentes y logradas que conozca, una broma pesada comprensible por todos los públicos y capaz de ridiculizar completamente el pomposo mundo del Arte y Desmayo.
Pero el documental que ha sacado ahora es muy pero que muy pobre: la confirmación de algo que siempre intuímos en el trabajo de este chaval, pero que dado su legendario misterio nunca pudimos confirmar hasta ahora: Banksy es un progre, a la vieja usanza y en el peor de los sentidos. Un "alternativo" de catálogo, el explotador de cierto compromiso político para toda la familia, de Grandes Valores inertes y sin más profundidad que las tontísimas columnas de Juan José Millás o Rosa Montero.
Haberse atrevido a dirigir una película tan rematadamente floja es, en mi opinión, un suicidio artístico en toda regla: tantos años cultivando esa leyenda de "Robin Hood de los desampardos", que aparecía y desaparecía anónimamente como el Zorro, repartiendo justicia poética a diestro y siniestro, y ahora va y la caga catastróficamente con un documental muy pero que muy mediocre, que más que el mockumentary que quería ser (ese hilo podían habérselo ahorrado, qué cutre resulta!!) es un publireportaje que rechina y da dentera. No sé si es "consciente y autoparódicamente mediocre", o sólo "mediocre a secas", pero este ejercicio de culto a uno mismo conforme al formato de los reportacas del "Documentos TV" en versión metalingüística de garrafón, produce la misma sensación de vergüenza ajena que esos anuncios de Volkswagen en los que hablan a los jóvenes "de tú a tú", de manera enrollada, pero que sabes que no es más que branding puro y duro. Sí, esta peli es únicamente eso: branding de sí mismo, pero de un modo tan zarrapastroso que me da a mí que toda la leyenda Banksy puede darse por terminada después de semejante descalabro, máxime cuando él mismo es el director.
Bansky se cree una especie de Batman de los artistas, y al final resulta que su trabajo no es más que el compadreo de unos nenos cuyo único impulso vital es mantener viva su leyenda heróica. Pero de subversión o radicalidad, nada de nada: Banksy se ha quitado la careta y lo que ha descubierto es un personaje PRISA susceptible de ser entrevistado por Iñaki Gabilondo... con una máscara, por supuesto. En mi opinión, tras esta peli Banksy está kaput, o al menos muchos ya sabemos a qué atenernos cuando se habla de su persona.
Bueno, de todos modos hay que verla. Probad en estos links de aquí, no sé si funcionan pues el que usé yo lo han borrado... por supuesto, Banksy no está por la labor de difundir gratuitamente su trabajo, y los links de descarga directa son fulminados rápidamente. ¡Quién te ha visto y quién te ve, Batman de pacotilla!

15 comentarios:

  1. quién??? banksy, o yo, o quién? tampoco es cuestión de ponernos radicales, el chaval está en su derecho de ser un mentecato. Y yo, bueno, estoy en mi derecho de considerarle un mentecato. A la hoguera, hoy por hoy, mandaría a esas portavoces del PP y del PSOE, las confundo a todas, ese rollo "59 segundos" todo el día insultándose como si sus trifulñcas tuviesen la más mínima importancia. Lista de espera para la hoguera!

    ResponderEliminar
  2. jor! a la hoguera banksy!!!, nosotros a césar le amamos!

    ResponderEliminar
  3. ¿cospedal o saenz de sta. maría?

    ResponderEliminar
  4. puag:

    http://www.ppcastellar.es/aido.jpg

    ResponderEliminar
  5. http://www.ppcastellar.es/cospedal1.jpg

    ResponderEliminar
  6. un post ya:

    http://www.galvezalcaide.com/blog/wp-content/soraya_saenz_de_santamaria.jpg

    ResponderEliminar
  7. la verdad es que soy superfetichista de los pies, y en ese asunto entiendo que haya mucho electorado al que le de morbo ver a su diva favorita haciendo posturitas sugerentes. Prefiero ver a esa pedorra enseñando su lado lagarta, que en el congreso diciendo bobadas. El caso es que no hay muchos políticos sexies... hay más nivel en las chicas. La de veces que habré escuchado en boca de los amigos heteros "esta está pa darle" a propósito de alguna ministra jamona... en cambio los hombres del congreso son todos bastante monster.

    ResponderEliminar
  8. WTF???? la soraya.

    del post anterior, no me extraña que te gusten las casas de paja, me recuerdan mucho a la camareta de Turín :-P

    -x-

    ResponderEliminar
  9. Xose!!! vas a dormir en el desván como no te portes bien

    ResponderEliminar
  10. pero a mí no me metas en el saco!!! a mi camita blandita!!!!
    por cierto... como andamos de frio por ahi??? que aun tengo que preparar el maletón :-(

    ResponderEliminar
  11. nada de frío, además tengo ropa abrigosa para aprovisionar a un regimiento

    ResponderEliminar
  12. A mi es tal Banksy no me parece tan mal. Parece "humano". Cosa difícil de encontrar en un "enfant terrible". Además ya nadie quiere ser eso porque sabe el precio a pagar. Así que si le deshumanizamos y desantropologizamos un poco (la verdad es que entiendo la carga que tiene), pues nos podemos quedar con cosas como ésta, que sólo a un "enfant terrible" se le permiten.

    http://www.youtube.com/watch?v=hzyeIhLcbqY

    ResponderEliminar
  13. Y al hilo de lo anterior encontré esto (por si alguien es capaz de hacerlo inteligible -la verdad es que yo sólo puedo intuir algo de "verdad"-):

    http://www.epdlp.com/texto.php?id2=2179

    ResponderEliminar
  14. Era este texto de Baudrillar fragmento de "Ilusión, desilusión estética":
    "El dominio de los artefactos sobrepasa ampliamente el del arte. El reino del arte es en rigor el de una gestión convencional de la ilusión, una convención que en principio neutraliza los efectos delirantes de la ilusión, que neutraliza la ilusión como fenómeno extremo. La estética constituye una suerte de sublimación, de dominio por la forma de la ilusión radical del mundo, que de otro modo nos vaciaría. Esta ilusión original del mundo de la que otras culturas han aceptado la cruel evidencia que dispone un equilibrio artificial. Nosotros, las culturas modernas, no creemos ya en esa ilusión del mundo, sino en su realidad (que es por supuesto la última de las ilusiones), cuyos estragos hemos escogido atemperar por medio de esa forma cultivada, dócil, de simulacro que es la forma estética. La ilusión no tiene historia. La forma estética en sí misma tiene una. Pero debido a que tiene una historia, no tiene más que un tiempo, y es sin duda ahora cuando asistimos al desvanecimiento de esta forma condicional, de esta forma estética del simulacro, en beneficio del simulacro incondicional, es decir en una escena primitiva de la ilusión, donde recuperaremos los rituales y las fantasmagorías inhumanas de las culturas más allá de la nuestra".

    ResponderEliminar