sábado, 23 de octubre de 2010

Arte emergente #11: Del "Personaje" al "Perfil"

David Fincher "La red social", 2010

Esta "película definitiva sobre la red social definitiva" (95% en metacritic) , ha sido una oportunidad perdida para haber intentado reinventar el cine y ponerlo a la altura de las nuevas formas de intersubjetividad propias de nuestro inexplorado campo social, de las que facebook es el mejor paradigma. El primer acercamiento ambicioso a las intrigas palaciegas de internet debiese haber sido la reformulación del biopic conforme a la radical alteración de dicho concepto que merece nuestra generación: esperábamos un film que portase una nueva idea de lo bio, y una nueva sensibilidad para lo pic. ¡Cuánto tarda en llegar un cine radicalmente contemporáneo, capaz de traducir a fotogramas la sensibilidad reticular, nómada e hiperreal del ciudadano de este principio de siglo! David Fincher no ha sabido, probablemente Charly Kaufman era el único capacitado para el desafío. Se da la circunstancia de que el protagonista de este biopic es el ideólogo de Facebook, pero si en lugar de eso hubiese sido el del Washington Post o el Cinco Días no hubiese pasado nada, pues la estructura del film no da cuenta de la singularidad icónica del material sobre el que trabaja: Fincher no ha comprendido que el asunto que maneja es una vuelta de tuerca cultural demasiado significativa como para calibrarla con instrumental obsoleto, y el facebook ya no puede ser cantado en el idioma de Ciudadabo Kane. El cine, este cine, es ya una disciplina demasiado vieja para captar el espíritu de los tiempos.


"La red social" es una epopeya pop a la vieja usanza: la contradictoria ascensión de un superviviente de moral incierta reconstruida (y travestida) en forma de cuento doctrinario a mayor gloria de los valores humanistas hollywoodienses más acomodaticios,y cuyo envoltorio supuestamente fresco y moderno perfila la silueta de un constructo que es el mismo de siempre, predecible y de sentido único. No se puede hacer una película sobre facebook con mecanismos e instrumental idénticos a los de Madame Bovary o Los hermanos Karamazov. ¿Es que ningún director se ha dado cuenta de que la antropología moderna lleva lustros esperando el amanecer de una nueva cultura a la altura de lo que está pasando? ¿Cómo es posible que en 2010 la construcción de los personajes siga siendo la misma que la de Shakespeare, como si la modernidad nunca hubiese sucedido?
Imagino una buena película sobre facebook. Por supuesto, no tendría un "protagonista", sino que ese rol sería suplantado por el cruzamiento de diversas multiplicidades (podría prescindirse de Zuckerberg y utilizar sólo su lista de amigos en facebook, por ejemplo) que cristalizasen en un mismo perfil. Una historia donde las decisiones ya no proviniesen de oscurantismos morales intimistas, y dejase atrás el sonrojante tópico del nerd vengativo que triunfa para aplastar a los que le auparon en su ascensión, presuntamente tan sutil, pero en realidad más propio de un tebeo de Stan Lee que del "film de la década": Zuckerberg es descrito como un sosias de Doctor Doom, Dos Caras o cualquier otro "malvado porque el mundo le ha hecho así" del folletín pulp de toda la vida. A estas alturas del partido no sirven esas triquiñuelas obsoletas de fabulador anticuado, porque ya todos conocemos y esquivamos sus trucos moralizantes. Hubiesemos querido algo mucho más inteligente y atrevido, una nueva semiótica a la altura de esa reinvención del signo que es la retórica del facebook: un hablar sin decir nada, el significante vacío, la comunicación como ritual en el que el único significado es el acto comunicativo en sí. En facebook no se dice nada, pero es imprescindible hablar constantemente, entendido como un acto que es en sí un mensaje. Una plataforma donde la subjetividad desaparece y se diluye en la enunciación de los propios mitos (el Yo sustituído por una lista de afinidades culturales, convertido por tanto en colisión de multiplicidades, en una red), como el renacer de viejas formas tribales en las que la manada ya no se reúne alrededor de una hoguera, sino en los aportes que cada cual hace a la página de entrada de la red social. Facebook es algo muy fuerte, creo que marca un punto de inflexión tan grande que el mundo del arte está ante el enorme desafío de reinventarse para fluir en paralelo a las formas relacionales contemporaneas. Ya no ha lugar hablar de los ciudadanos en cuanto "personajes" de la vieja novela psicoanalítica, porque el paradigma emergente es el del "perfil" virtual. Second Life no fracasó: más bien, devoró al viejo mundo real y lo suplantó.


Odio Facebook, no sé usarlo, no va conmigo, pese a que reconozco que tiene algo de los sueños más radicales de Foucault hechos realidad: cuando entro nunca sé qué decir, cómo contentar a "la manada", porque la retórica que allí se maneja me parece demasiado frívola, como una versión mala de una fiesta mala en un local muy malo donde todo es predeciblemente moderno. Y sin embargo creo que una buena película sobre la red social llegará antes o después, y será tal vez el punto de inflexión a un nuevo paradigma cinematográfico. ¿Esta peli de Fincher? Es disfrutable, es cine anticuado pero muy correcto, el tema tiene mucho morbo y prefiero enterarme de los cotilleos de Zuckerberg que saber si Belén Esteban vuelve con Fran. "La red social" es un culebrón geek para entretener a la friolera de 500 millones de usuarios del facebook, y seguramente cumplirá su función no reconocida: sonar en prensa, hacer dinero, y animar algunas conversaciones absurdas y pasajeras en internet, como esta misma.

15 comentarios:

  1. Yo no entiendo por qué consideráis Facebook un hito, un antes y un después y todo eso. Si tú mismo lo has dicho. no se dicenada, solo sirve para estar en contacto, reunidos un momentito pero sin hablar en realidad de nada.

    A mí me siguen gustando más los blogs. La peli no la he visto, pero no me llama mucho, la verdad.

    Bicos

    ResponderEliminar
  2. ¿pero eso no te parece en sí mismo muy fuerte? ¿la renuncia descarada al significado, y que baste únicamente con "romper el silencio" (virtual) para comunicarse? En el fondo es muy primitivo, muy tribal. La peli hay que verla, es muy gossipera, tiene mucho morbo y el protagonista es mogollón de atractivo.

    ResponderEliminar
  3. No, no me parece muy fuerte. No sé. A mi me sirve para estar en contacto, que estando lejos de casa no es poco, pero vamos, que pasaría perfectamente sin él.

    Pues habrá que verla, que a mí el gossip me encanta, y los protagonistas atractivos tb.

    ResponderEliminar
  4. La "relación" ha sido deliberadamente desactivada por el "contacto". Por la dispersión. Es la forma que cualquier organismo tiene para poder digerir algo. Fragmentarlo hasta donde no se pueda más. Hasta el signo. Y no hablo del capitalismo. Hablo del "objeto".

    Por otro lado me parece fascinante, observer, que alguien tenga las ideas tan claras como para reclamar la emergencia de un nuevo lenguaje. ¿Para qué? ¿Para que todo siga igual pero "todos" entretenidos?

    Puedo parecer delirante, puesto que no tengo peso social legitimado como para poder ser "patafísico", pero intuyo que el nuevo lenguaje que reclamas tiene que ser defensivo, difícil y extremadamente diferente del lenguaje devenido para fabricar objetos. Sería algo así como pensar en la ventaja adaptativa que supondría, respecto de quién y para qué.

    Tu texto, comprensible del todo y fascinante. Sigues conectado con la realidad y al mismo tiempo a años luz de ella. Pero supongo que cada vez hay más personas que andan tan inquietas como tú, o más (perdona si tengo tendencia a desmitificar; crecí con los curas siendo ateo de nacimiento :-)

    ResponderEliminar
  5. Creciste con los curas!!! eso me encanta. Yo he crecido en el seno de una familia integrista católica, y cada vez más me resultan insoportables sus extrañas formas de gozo sadomasoquista. Antes pensaba que la religión servía para algo, pero cuanto más escucho y atiendo los razonamientos de algunos de mis familiares de generaciones anteriores, más claro tengo que el catolicismo es una secta de lo peor.
    Respecto al nuevo lenguaje... por supuesto que aparecerá, internet lo ha cambiado todo. Por ejemplo el sentido de la intimidad y de la "vegüenza" social que tiene un chaval de 17 años es infinítamente más disoluto que el mío, ellos ya no tiene esa idea de que la biografía de cada uno es algo íntimo y privado: cada vez con más naturalidad, las nuevas generaciones asumen que uno ha de exponerse completamente a los demás. Yo no sé si es algo positivo o negativo, pero todo lo que sea superar esa idea de la subjetividad como un mundo interior en sombra, morboso y semisecreto creo que va por la dirección correcta (creo que en este punto sigo un poco traumado por los curas: ellos enseñan esa noción del "mundo interior" como espacio de autoreproches, juicio perpétuo, desconexión con el cuerpo...). La idea de que desaparezcan las personas diluídas en una "masa" puede ser simpática, la cultura del secretito personal cada vez me da más pereza.

    ResponderEliminar
  6. A ver, a ver. Todo es paradójico. No existe el placer sin el dolor y como tú dices, bla, bla, bla. Lo que se cuestiona en la actualidad es el racionalismo, que ya no sirve para culpabilizarnos absurdamente.

    Pero fomentar la expresión total creo que es una trampa para desactivar y absorber cualquier "negativismo", a imitación de la antigua confesión cristiana. Confesar es lo único que se pide a los herejes, a los delincuentes y a los transgresores de la ley. Y que de esta manera se acepte la ley. Mera descarga neuronal liberatoria que diría Freud. Pero no sólo es eso. Es una desactivación de esa "carga" que puede estallar de muchas maneras ("células durmientes" que dice ahora "el manual del buen terrorista")

    Los curas me provocaron y castigaron desde los cuatro años. Me enseñaron muy bien que los valientes mueren jóvenes. Y que la línea entre la valentía y la locura es invisible. Así que, como tú, me convertí en cobarde. Pero no para autoreprocharme nada ni para enjuiciarme. Para nada me guardé ninguna carga explosiva dentro de mí. Al contrario. Aprendí a envolverla con "bonitos colores" y regalársela diariamente con el mismo afecto psicópata con la que "ellos" la recargaban cada día. Y no pudieron nunca más -a partir de los siete años- volver a hacerme daño castigándome. Al contrario. Solían pedirme perdón por sentir odio hacia mí ya que yo no sentía odio hacia "ellos". Les comprendía y la culpa se revertía contra ellos. Al dejar de ser gregario dejaron de tratarme como grey. Mi problema no fue singularizarme sino mimetizarme en "la masa". Y es que la libertad no proviene de la transgresión pública a la ley, sino de la transgresión privada a la ley personal fabricada con tanto esmero y cariño por la sociedad y sus correas de transmisión (familia y escuela).

    Pero como te decía al principio, todo es paradójico, y lo mismo que te condena a algo te salva de otra cosa, y bla, bla, bla. De esta manera no hay sitio para el rencor. Entiendo por qué los bebés lloran, los creyentes rezan y los gobiernos de cualquier tipo (el gobierno interior de cada uno también) vigila y castiga. Yo intento cada día vigilarme poco y castigarme lo mínimo mínimo. Pero eso es imposible, claro. Seas o no seas "creyente", todos "flotamos en una placenta de prejuicios" -decía Cioran-. Por eso lo que más disfruto suele ser que "otro" (vegetal, animal o cosa) deshaga esos prejuicos. Y tal vez el arte, con su "bonitos colores", puede tener esa capacidad. Retomando el sentido de este blog, claro :-)

    ResponderEliminar
  7. Hola mona. La peli esa intenté verla el otro día y me quedé sobao, no entiendo el bombo que le da la crítica. Lo del feisbuk, paso de opinar, sólo decir que tengo la cuenta inactiva y la activo sólo para practicar voyeurismo.
    ---
    Las renderizaciones esas, que pertenecen: a un diseño de bancos de abdominales para la solana??? ...No renderizes mucho sino Tron en diciembre te va a provocar arcadas.
    ---
    Hala, te dejo que ando muy liado con múltiples temas.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  8. hola vic, lo que renderizo es papiroflexia, que me parece lo más complicado (hacer 3d de edificios es muy sencillo, poner un plano encima del otro y tabicar, lo complicao para mí son las geometrías que no se basen en planos verticales ni horizontales). Rollo training.
    Pásalo bien, y recordad que si queréis venir aún estaré por aquí un breve tiempo, pero pod€r espero escaparme pronto

    ResponderEliminar
  9. la visita a Verín es muy recomendable... voy a hacer publicidad para que la gente se anime cesar!!!

    César nos trato superbien... como un perfecto anfitrion. Nos organizo unas excursiones muy interesantes. Su madre nos preparo unas comidas riquisimas. Incluso para ir de excursion, que nos pusimos las botas con una empanada de setas espectacular y un salchichón casero que era para morirse. Y verin esta un poco parado, eso es verdad. No había ni dios por las calles.... pero tomarse una par de cañas tranquilitos en unas cafeterias tranquilitas también esta bien.
    Y luego está la compañia... que Cesar siempre es una muy agradable compañia.

    Cesar... si despues de esto no van a verte... yo ya no sé que hacer.

    Habrá que ver la peli del facebook. Yo que no hay un dia que no abra mi perfil, no opine, no comente o no comparta algo. Soy muy primitiva.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Iritona, qué riquiña!!! de todos modos no trataría a todo el mundo como a vosotros, que fuisteis los únicos que se han animado, ya os lo dije aquí "os debo una".
    Respecto al facebook, como digo es muy primitivo pero también muy posmoderno, veremos cómo evolucionan las redes sociales, desde luego si de ahí naciese algún movimiento social interesante (y no a esos ridículos flash-mob del tipo "se reúnen 200 gañanes, convocados por internet, para quedarse en gayumbos en la Gran Vía") mi opinión cambiaría mucho para mejor. Muchos besos, y ánimo con el día... pues he visto en facebook que hoy te levantaste medio grogui :-)

    ResponderEliminar
  11. grogui total... que sobada tengo!!! aunque el cafe hizo su efecto y ya estoy más animadilla. Aunque más que el cafe debe ser la luz de mediodia o la presión del curro... que todo ayuda.

    ResponderEliminar
  12. Iria,por lo menos en nuestro caso, no nos hace falta publicidad para ir: Es un tema de imposibilidad, no de ánimo.

    ----

    César, te dejo el último de Brian Eno en WARP que sale el mes que viene en mi blog.

    ---
    A ver cuando bajamos, estoy muuuuuuuuy liado.

    ResponderEliminar
  13. aunque nos pegara con un palo: iríamos a ver a césar!

    ResponderEliminar
  14. http://www.youtube.com/watch?v=eOHAUvbuV4o

    sale tu tipo

    -x-

    ResponderEliminar
  15. Xose no te lo vas a creer: tu tarjeta tiene pretendiente. Ya te contaré por email si finalmente hay algo .-)

    ResponderEliminar